Imprimir
14/05/2017 | 12:26hs
•NACIONALES
Alicia Kirchner fue a la Casa Rosada, pero se volvió a Santa Cruz con las manos vacías

Fue recibida por el ministro del Interior Rogelio Frigerio, con quien no terminaron de pulir el plan fiscal que debe cumplir la provincia hasta la finalización de su mandato.

La gobernadora de Santa Cruz Alicia Kirchner se fue con las manos vacías de Casa Rosada, donde se reunió con el ministro del Interior Rogelio Frigerio en busca de ayuda económica para superar la crisis que atraviesa su provincia. Aunque aseguran que la cita fue "en buenos términos", la mandataria deberá esperar al menos hasta la semana próxima, cuando un grupo de funcionarios nacionales desembarque en Río Gallegos para reunirse con el equipo económico de la Provincia.
Alicia llegó más temprano de lo previsto, cerca de las 10, acompañada por el vicegobernador Pablo González y el ministro de Economía Juan Donnini, quien llevó adelante las negociaciones -de parte de la provincia- ayer en el encuentro de equipos técnicos.
Frigerio estuvo acompañado por su vice Sebastián García de Luca; el secretario de Provincias, Alejandro Caldarelli, y el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero.
En la reunión de hoy, el Gobierno y Alicia K analizaron de qué manera se concretará el financiamiento que Santa Cruz hasta fin de año y cómo se proyectará el equilibrio fiscal de sus cuentas a 2019: el Gobierno pidió que se trace un plan sustentable que deje establecido pautas de financiamiento, incluso con ayuda de Nación, pero también objetivos en cuanto al gasto público del distrito, especialmente en lo que tiene que ver con la planta estatal, que creció con la llegada de los K.
En la previa, Frigerio había advertido: "Si la Provincia presenta un plan que en el tiempo muestre que ordena la situación por la cual hoy atraviesa, nosotros la vamos a ayudar".
"Queremos saber cómo va a hacer la Provincia para resolver en el tiempo sus problemas fiscales, como estamos tratando de hacer nosotros desde la Nación y el resto de las provincias. Si esa hoja de ruta es convincente y sostenible en el tiempo, va a ser acompañada por el Gobierno nacional", completó Frigerio.
Inicialmente, la gobernadora quería que el Gobierno aceptara un plan a 2022, ya excedido su mandato, algo que fue rechazado de plano por la Casa Rosada.
"Rogelio y Alicia terminaron bien. Hay buena voluntad de ambas partes. Avanzamos mucho estos últimos tres días, dijeron desde el Gobierno.
¿Por qué, entonces, no se llegó a un acuerdo como estaba previsto", preguntó Clarín.
"Seguimos trabajando y la semana que viene viaja un equipo de trabajo del Ministerio para buscar acordar", respondieron las fuentes oficiales, que se esforzaron por aclarar que la Casa Rosada no dejó sola a la gobernadora: "Este mes ya se giraron 400 millones de pesos en concepto de adelanto financiero para ayudar a pagar salarios". Así, los primeros días de la semana que viene viajarán Paulino Caballero, subsecretario de Relaciones con las Provincias; y Guillermo Giussi, director nacional de Política Fiscal a reunirse con funcionarios provinciales. "Hay que pulir bien los números, es un acuerdo muy complejo que requiere responsabilidad de todos los sectores", admitió un funcionario que participó de la reunión.


Link:
> http://www.corrientesonline.com/notix2/noticia/101162_

Powered by