Nacionales

El interventor judicial le aumentaba 70% el alquiler, y Cristóbal López deja un departamento de Cristina

Jueves 20/04/2017 | 12:02 hs. | El empresario no renovó uno de los contratos de Indalo con la firma Los Sauces, por un inmueble en Puerto Madero.
Después de meses de negociar condiciones y precios con el interventor judicial que maneja la inmobiliaria de Cristina Kirchner, Los Sauces SA, el empresario Cristóbal López decidió no renovar uno de los alquileres que mantuvo con la firma investigada por lavado de dinero. Se le actualizó su valor que requiere un aumento cercano al 70% y el empresario K decidió no continuar alquilando el piso por el que pagaba 7.500 dólares por mes. Sólo el contrato por el dúplex donde tiene sus oficinas logró actualizarse: será por dos años, con un aumento del 5%, el dinero se depositará en una cuenta a nombre de la intervención y a diferencia de los años anteriores, será en pesos.
Cristóbal López desde 2009, se convirtió en el principal inquilino de Cristina Kirchner. Representó el 63% de la facturación: unos 17 millones de pesos en seis años por el alquiler de los pisos 8 y 9 “D”, del edificio “Juana Manso” del complejo “Madero Center” y por el piso 4 L del edificio “Dique” del mismo complejo.
Los pagos se realizaron siempre en dólares y a través de chequesque fueron librados desde la cuenta bancaria de Inversora M&S SA y Alcalis de la Patagonia, empresas de López y su socio Fabián de Sousa, dirigidos a Los Sauces SA “sin motivo ni documental que los avale”, sostuvo el juez Bonadio cuando procesó a la ex Presidenta por asociación ilícita y a los dueños del Grupo Indalo.
Los contratos de locación vencieron hace poco más de un mes y medio y la negociación para su renovación, que fue el plan original de Cristóbal López, presentaron varios inconvenientes. El primero de ellos, es que la inmobiliaria de los Kirchner se encuentra intervenida desde el 16 de diciembre por orden judicial. El control de la sociedad, las decisiones y el manejo de sus ingresos es controlado por Francisco Branda con quien los abogados del dueño de Indalo, tuvieron que acordar las nuevas condiciones.
No todo llegó a buen puerto. En el caso del alquiler que se celebró con la firma Alcalis de la Patagonia por alquiler del piso 4° “L”, donde reside la ex esposa de De Sousa, el interventor basándose en lo consignado por Bonadio, pidió que los valores locatarios se actualicen, ya que se abonaba un precio por debajo de lo real, según el Tribunal de Tasación de la Nación. Es por ello que se buscó aplicar un aumento que ronda el 70% según pudo saber Clarín "para aproximarse al valor real", indicaron fuentes judiciales.
El Grupo Indalo por ese departamento, pagaba 7.500 dólares mensuales (720.000 desde 2009 a 2016) -a través del depósito de un cheque remitido a la cuenta de Los Sauces en el banco Santa Cruz-. Ahora se le estaba exigiendo una cifra superior a los 12.750 dólares. “Se va a buscar otro alquiler, no se va a abonar ese valor”, indicaron desde el entorno de López a este medio.
Así, el empresario K sólo mantendrá el alquiler del dúplex de Juana Manso 555, donde tiene su oficina principal y funciona Administración Austral, la firma que nuclea las participaciones accionarias de López en diferentes sociedades. Por estos inmuebles Inversora M & S pagaba 32.250 dólares por mes (el último año). Desde 2012 a febrero de este año garantizó a la ex Presidenta 1.727.500 dólares. El interventor Branda fijó para el primer año de renovación de contrato, un 5 % de aumento, y el mismo porcentaje para el próximo período.
El alquiler en este caso, se renovó por dos años y al estar intervenida Los Sauces SA, el alquiler se pagará con cheques a nombre de la intervención judicial y en pesos al tipo de cambio oficial del día.
La Justicia sostuvo que estos acuerdos comerciales "bajo el nombre de alquileres", eran en realidad “la forma de devolución ilegal por la obra pública obtenida y concesiones en el juego” obtenidas durante el gobierno kirchnerista. Cristóbal López se defendió diciendo que le alquilaba a Cristina por "comodidad" (ya que vive en el mismo edificio), y porque le cobraba "alquileres más baratos" en relación a otros contratos de Indalo con otras inmobiliarias. Ese beneficio se acabó.

CLARIN

Nombre:
E-mail:
Comentario:
Código de verificación:
Copie el Código:
IMPORTANTE:Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.