Actualidad

Últimas noticias de la Justicia

Miercoles 11/07/2018 | 17:59 hs. | Sentencias, juicios, internas y presupuesto bajo la lupa
La Justicia está ahí. Flota entre nosotros; cruza imperceptible entre la gente o se hace notar; falla silenciosa o estridente, es exprés o tortuga y tiene tantas cabezas como la Hidra de Lerna, aquella que debió ser vencida por Hércules.
Una chica mata a su novio en Gualeguaychú y recibe la condena más extrema de la ley argentina, endurecida al rojo vivo bajo los últimos martillazos de la inseguridad y la violencia de género. Para evitar que los asesinos y violadores salgan antes de tiempo, ahora la perpetua se cumple sí o sí. Para que el castigo sea más duro, es a 35 años. Y para que no lo esquiven los violentos de género que asesinan a sus mujeres, ya no hace falta estar casado ni convivir para demostrar vínculo de pareja. La simple relación es suficiente para transformar un homicidio simple en agravado, donde no hay escala penal: allí es perpetua o perpetua.
Mirá también
Nahir Galarza: una granja sin muros ni celdas, así es la cárcel donde podría cumplir su condena
Todos estos planetas se alinearon para caer no sobre un violador feroz ni un asesino golpeador sino sobre Nahir Galarza, una chica de 19 años culpable de matar a su novio. Si el fallo queda firme, estará presa el tiempo que pasó desde que Alfonsín ganó las elecciones hasta diciembre de este año. O durante los próximos ocho mundiales de fútbol.
Grupos feministas protestaron porque los medios "estigmatizan"al hablar del "caso Nahir" en lugar de bautizarlo con el nombre de su víctima, como según ellos se hacía antes de este crimen. No es cierto. ¿Quién recuerda los nombres de las cuatro víctimas de Ricardo Barreda? ¿Y el de las víctimas de Yiya Murano?
La paradoja es que Nahir termina condenada por una ley endurecida y socialmente pensada para proteger a las mujeres. El fallo puede ser tan justo para la familia de su víctima -un chico asesinado a sangre fría- como injusto en el catalejo de la comparación social: en estos mismos días fue absuelto un policía acusado por el asesinato de Natalia Melmann en Miramar y quedó libre El Gordo Valor. En nuestro imaginario popular, el padre de todos los chorros criollos contemporáneos.
 

clarin

Nombre:
E-mail:
Comentario:
Código de verificación:
Copie el Código:
IMPORTANTE:Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.