Locales

Mujeres que cuentan, relatos que motivan a hablar para sanar heridas de abuso            &

Viernes 08/03/2019 | 12:56 hs. |
La escritora Nacha Ríos presentó en Buenos Aires, una obra con 12 relatos duros, fuertes y sentidos sobre vejaciones sufridas por mujeres. Sus páginas contienen historias de dolor que buscan ser trascendidas desde el compartir.
El calor que inundaba las calles de Buenos Aires el miércoles por la tarde, no fue impedimento para que amigos, familiares, conocidos y público en general, colmara el salón de la Asociación Estímulo de Bellas Artes, ubicado a escasas cuadras del emblemático Obelisco. El motivo de la convocatoria era asistir, ser testigos y acompañar la presentación del libro Mujeres que cuetan de la autora, actriz, conductora, entre tantas facetas, Nacha Ríos.
El acto estuvo marcado por la emotividad hasta las lágrimas por la crudeza de los textos leídos por mujeres y hombres que pusieron el corazón y el sentir en cada palabra. Pero la música también estuvo presente, esa gran maga y aliviadora de pesares.
Pero, ¿qué llevó a Nacha escribir este libro para ser presentado a horas de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, oportunidad en la que además se realizarán marchas y paros en demanda de mayor accesibilidad de derechos, respeto y equidad de género.
“Escribí este libro como una necesidad de contar historias de abusos de todo tipo del que, por años y años, fuimos víctimas las mujeres. Porque hasta ahora, de esto no se hablaba como consecuencia de la educación conservadora y eso generó un vacío, un hueco en la historia de las mujeres y como estoy trabajando mucho eso de hablar y escuchar para sanar, me pareció que era necesario contar estas historias”, contó la escritora a La República.
La obra que finalmente salió a luz pública, viene siendo gestada desde el año 2016, “cuando comencé a recopilar historias de mujeres que habían pasado diversas situaciones de violencia y sometimiento. En ese esa época tuve la oportunidad de viajar y recorrer algunas zonas rurales de Colombia y también varias ciudades de Paraguay y Chile, como del nordeste argentino, desde donde también las fui recopilando”, rememoró.
“Algunas historias llegaron a mí, otras las fui a buscar, otras aparecían o salían a la luz en encuentros sociales, en actividades tan disímiles y diversas porque había gente que sabía que yo estaba escribiendo sobre mujeres que contaran este tipo de historias”, comentó. Agregó que “como mi compromiso era ficcionar las historias y preservar las identidades, muchas se animaron a contarlas. Tardé un año en terminar el proyecto, en darle un cierre”.
Esta obra, la quinta de Nacha Ríos, tiene 12 relatos, 9 de ellos son historias reales confeccionadas contemporáneas, una sucede en durante la segunda guerra mundial y una más, sobre Artemisia Gentileschi, la autora de la pintura que está en la tapa del libro y una última, es casi una información sobre un grupo de mujeres que realiza encuentros con talleres, que comenzó en el año 1986.
“Pero a partir del momento en que fui comentando que estaba escribiendo sobre esto, mucha gente me fue aportando historias, fue como si encendiera la mecha que fue creciendo. Quedaron muchas historias afuera, muchas historias me costaron escribirlas y hay otras tantas que aún están a medias porque son muy fuertes”, dijo la escritora casi a modo de confesión.
“El haber escrito este libro me dejó un sinnúmero de enseñanzas y conocimiento, como por ejemplo el sometimiento del que fueron víctimas miles de mujeres por el ejército japonés durante la segunda guerra mundial, que fueron llevadas a los frentes como esclavas sexuales. Como también por ejemplo la historia de Artemisia, que fue violada en el 1611 y a los 17 años decide enfrentar a la sociedad y denunciar el hecho, y como respuesta, recibió la condena social”, contó Nacha.
Señaló también que le deja como enseñanza “que todavía hay mucho por buscar e investigar, mucho por conocer y saber de miles de historias, y mucho por hacer. Pero también es necesario contar que hubo hombres que me aportaron historias para contar porque hay muchos que están comprometidos con esto de que tenemos que contar y sanar”.
Dijo que le gustaría que el libro logre movilizar y animar a seguir contando o a hacer cosas, para ayudar a quien vivió o vive situaciones similares. “También que sea el disparador para hablar cada vez más de estos temas en escuelas, seminarios, charlas en todas partes para sanar tantas heridas y salvar tanto abismo”.
 
Nombre:
E-mail:
Comentario:
Código de verificación:
Copie el Código:
IMPORTANTE:Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.