Locales

Apremios ilegales: en un mes se radicaron 13 denuncias

Miercoles 14/07/2010 | 09:02 hs. | Los casos que involucran a efectivos de diferentes comisarías y agentes penitenciarios fueron denunciados en las fiscalías de Instrucción Nº 3 y Nº 5 que estuvieron de turno. Hilda Presman, representante de la Red Provincial de Derechos Humanos, manifestó que la mayoría de las causas no pasan de sumarios administrativos y traslados a otras dependencias.
La mayoría de los delitos involucran a policías de la Provincia. De acuerdo a las denuncias radicadas en las diferentes fiscalías, las agresiones se cometen en los operativos de identificación de personas que se realizan en la vía pública y en las diferentes comisarías.

Pese a que no existe una estadística oficial acerca de denuncias por delitos de violencia en los que se ven involucrados policías y agentes penitenciarios, se pudo saber que en el último mes denunciaron 13 casos en dos fiscalías de Instrucción de la capital correntina, de los cuales uno solo fue archivado por no contar con el sustento legal.

Según informaron en la Fiscalía de Instrucción Nº 3 a cargo del doctor Diego Nuñez Huel, se radicaron siete denuncias contra funcionarios policiales y penitenciarios. Las acusaciones por violencia involucran a efectivos de las comisarías Segunda, Quinta, Décimo Primera, Décimo Cuarta, Décimo Octava, y guardiacárceles de las unidades penales Nº 1 y Nº 6 de la localidad de San Cayetano.

Por su parte, en la Fiscalía de Instrucción a cargo de la doctora Graciela Fernández Contarde, se denunciaron otros seis casos de apremios ilegales, pero no trascendió en qué dependencias se produjeron, sin embargo se informó que la mitad de los hechos involucran a agentes penitenciarios de las cárceles capitalinas.

Los fiscales se mostraron preocupados por la situación pero también coincidieron en que se le perdió el respeto a la Policía. “Varios son los ataques que sufrieron efectivos cuando pretendieron realizar algún operativo, sobre todo en algunos barrios donde en reiteradas oportunidades fueron apedreados”, manifestó Nuñez Huel.

“Todas las causas se encuentran en investigación. La mayoría de las víctimas evidencian golpes y marcas como ser hematomas en diferentes partes del cuerpo. Es algo que genera preocupación”, precisó la doctora Fernández Contarde.

Hilda Presman, representante de la Red Provincial de Derechos Humanos que asesora y acompaña en los reclamos de justicia a las víctimas por apremios ilegales, informó que por cada denuncia de violencia policial otros cinco casos no son denunciados, “eso es lo preocupante, el tema de la violencia es una constante. Lo que se destaca es que ahora se animan a denunciar, antes esto no sucedía por miedo a represalias y que la causa judicial no llegue a buen puerto”.

“Existe en la comunidad una sensación de impunidad porque lo único que se logra al denunciar un caso de abuso de poder por parte de la autoridad policial es el traslado del policía involucrado a otra dependencia o un sumario administrativo. No hay efectivos exonerados”, enfatizó Presman.

La víctima es Javier Blanco, de 38 años, que permanece internado en el hospital Escuela. Lo demoraron por averiguación de antecedentes y sin motivos le dieron una salvaje paliza al ser alojado en una dependencia. El caso fue denunciado en la Fiscalía de Instrucción Nº 4.

El último caso que tomó trascendencia en la opinión pública fue la golpiza que sufrió Javier Blanco, de 38 años, que fue demorado por averiguación de antecedentes y en el traslado a la Comisaría Segunda recibió una brutal paliza. El hecho ocurrió en la madrugada del 29 de junio pasado en la intersección de las calles Necochea y Mendoza. Cuando fue liberado debió ser trasladado por los familiares al hospital Escuela. Los golpes le produjeron una hemorragia en los pulmones, por lo que los médicos le aplicaron un drenaje. La causa está en plena investigación.

En la capital correntina se produjeron otros dos hechos que tuvieron una gran repercusión, como ser el caso Ramón Arapí, el joven que murió el 20 de diciembre de 2001 en un operativo policial realizado en el barrio Nuevo por cinco policías, que esperan, en libertad, ser juzgados; y el crimen de Ramón “Moncho” Arce, ocurrido en la madrugada del 25 de diciembre de 2004.

Fue detenido en un procedimiento policial que se realizó en la zona de los barrios Quinta Ferré y Pujol. Lo alojaron en la Comisaría Décimo Segunda, donde sufrió una descompensación y debieron trasladarlo al hospital Llano, donde minutos después de ingresar falleció.

me parece muy bien que salgan a la luz estos casos que no deben ser ni una milesima d los que no se declaran x temor a que se tome represalias contra ellos o que sea totalmente en vano la denuncia,xq si bien es un delito ocasionado x parte d la autoridad a quien confiamos la seguridad d la ciudadania,quiere dcir q esta jente no cumple su funcion como debe ser y que x ello sea tmb sancionada como a un delincuente lo cual tmb prevee el codigo penal y no quede solamente como un sumario administrativo! asique confiamos en la justicia! carlos Miercoles 14/07/2010 | 14:45 hs
Nombre:
E-mail:
Comentario:
Código de verificación:
Copie el Código:
IMPORTANTE:Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
¿Está de acuerdo con los linchamientos?
 Si
 No