Locales

Advierten que en la cena de fin de año se puede ingerir las calorías de dos días

Domingo 30/12/2012 | 18:54 hs. |   Sólo en una noche se puede consumir hasta 8 mil calorías. Para no caer en los atracones, se aconseja realizar las cuatro comidas. No sólo la cantidad sino la variedad de alimentos con alto nivel calórico, propios del Norte, pueden contribuir a subir de peso.
Por la cantidad y variedad de platos, es posible que en la cena de fin de año se consuma la misma cantidad de calorías que demanda alimentarse durante dos días. Por ello se recomienda moderación para evitar los atracones.

“Uno de los principales errores es ayunar durante todo el día, preparándose para la cena, lo que genera un apetito desmedido”, señaló a El Litoral la doctora Marianela Aguirre Ackermann, especialista en Nutrición.

“La comida es el mejor freno de la comida”, indicó la profesional por lo que recomendó realizar las cuatro diarias. De hecho, sostuvo que al tratarse de una cena que se sirve tarde por la noche, se puede hacer una pre mesa. Todo en la medida justa, evitando los excesos.

Sucede que en la noche vieja se puede consumir de 8 mil a 10 mil calorías, el equivalente a la alimentación de dos o tres días. Vale señalar que la base de consumo diario es de dos mil calorías.
La profesional explicó que “la variedad induce al sobreconsumo. En una cena se puede consumir hasta seis platos y tendemos a comer un poco de cada variedad”. A su vez, los platos están acompañados de bebidas alcohólicas o azucaradas.

A lo que se suman alimentos de alto contenido calórico “que no son propio de nuestro hemisferio”. Mesas de dulces y panificados forman parte del menú de la víspera de Año Nuevo. Por ejemplo, una rodaja de pan dulce puede contener hasta 400 calorías.
Desde el Ministerio de Salud de la Nación, por su parte, informaron que durante las fiestas es posible engordar hasta cinco kilos por los excesos.

“Durante las fiestas de fin de año, una persona que tiene tendencia a engordar puede aumentar de tres a cinco kilos tranquilamente”, advirtió el director de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles de la cartera sanitaria nacional, Sebastián Laspiur. Y agregó: “a eso hay que sumarle las despedidas previas con amigos o compañeros de trabajo y toda una serie de actividades festivas que pueden incrementar aún más esa situación”.

Por su parte, Ackermann explicó que se debe disfrutar la cena con los cinco sentidos. No sólo el gusto y olfato, sino también comer en un ambiente agradable, rodeado de los afectos, que la disposición sea gentil a la vista y saborear lentamente.

Luego insistió en que no se debe evitar las cuatro comidas recomendadas. “La restricción de alimentos es la antesala del atracón”, expresó la especialista. Por lo que explicó, además, que la cena de fin de año “no es una noche de dieta” ya que hasta las personas que siguen un menú estricto se toman libertades para celebrar. No obstante, la recomendación es no excederse en cantidad.
Precisamente, en las fiestas pasadas, más de 40 personas ingresaron a los servicios de emergencia de los hospitales J. R. Vidal y Angela Llano a causa de indigestión o intoxicación.

Por otra parte, la experta explicó que el día siguiente a la fiesta “no se debe pasar en ayunas o consumiendo únicamente líquidos”. Por el contrario, se puede consumir un desayuno liviano, y , de ser posible, un almuerzo de iguales características. No obstante, la comida del primero debe ser pensada con antelación.

Nombre:
E-mail:
Comentario:
Código de verificación:
Copie el Código:
IMPORTANTE:Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
¿Está de acuerdo con los linchamientos?
 Si
 No