Locales

Entregan distinción de ciudadana ilustre a doña María S.Chapay 

Miercoles 20/11/2013 | 20:23 hs. | La bisnieta del cacique Blas Chapay es testimonio de un legado que sobrevive en el tiempo. A las 20 será la ceremonia donde la loretana de 94 años será declarada Tesoro Humano Vivo por Ley Nº6221. Familiares y público en general acompañará el momento de la condecoración.  
Llegó el momento. María Silvia Chapay, con sus 94 años, declarada ciudadana ilustre y tesoro humano vivo de la provincia, recibirá hoy a las 20 en la Cámara de Diputados la distinción avalada por Ley Nº6.221, promulgada meses atrás.

En la oportunidad acompañarán el trascendental momento de condecoración familiares y público en general. Se le entregará un diploma y una medalla de oro, en cuyo anverso estará grabado el escudo de la provincia y en su reverso la leyenda: “María Silvia Chapay – Ciudadana Ilustre de la Provincia de Corrientes – Ley Nº6.221”.

La propuesta de declaración fue llevada a las cámaras legislativas por la diputada Sonia López, y aprobada por ambos cuerpos.

Doña María Silvia Chapay, ciudadana de la localidad de Loreto, cuenta hoy con 94 años de vida y es descendiente directa en cuarta generación (bisnieta) del cacique Blas Chapay, uno de los insignes fundadores del pueblo de Loreto en el departamento de San Miguel, provincia de Corrientes, que acogió a los catecúmenos que vinieron de la misión jesuítica homónima huyendo del ataque Bandeirante. Ellos llegaron a Loreto transportando las imágenes jesuíticas que hoy realzan la antigua Capilla de Loreto, pero además de este patrimonio material trajeron también toda la riqueza inmaterial de su raza guaraní que fue legada a sus descendientes.

La loretana cuenta con un acervo de memorias, recuerdos, relatos, imágenes, palabras y emociones transmitidas de generación en generación en su familia; narraciones complejas de la experiencia guaraní en Corrientes en los últimos dos siglos, memorias de los éxodos que trajeron a aquella gran conglomeración de familias guaraníes a algunas regiones de nuestra provincia, imágenes mixtas de la cristianización y el paganismo, de la hibridación cultural de su nación, su adaptación e institucionalización, su incorporación a la vida civil de la provincia a la par de la pugna por la manutención de su identidad, sus ritos y sus saberes tradicionales.

La declaración se realizó además bajo los términos de las directrices de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) que considera Tesoros Humanos Vivos “a personas que poseen en sumo grado los conocimientos y técnicas necesarias para interpretar o recrear determinados elementos del patrimonio cultural inmaterial”.

El caso de Silvia sería el tercero. Ella atesora un legado que comparten aproximadamente 50 familias más de la zona. Apellidos como Chapay, Guarí, Guarepí y Areyú aún resuenan entre los pobladores rurales que aún habitan el lugar, llevan la huella de sus antepasados guaraníes.
Nombre:
E-mail:
Comentario:
Código de verificación:
Copie el Código:
IMPORTANTE:Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.